Terapia de sonido con cuencos tibetanos y de cuarzo



La Terapia de Sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual las poderosas vibraciones rítmicas de un objeto se proyectan a otro de frecuencia similar, haciendo que éste vibre en resonancia con el primero. Nuestros pensamientos y emociones crean formas densas de energía que bloquean los campos energéticos, pudiendo llegar a manifestarse como enfermedad en el cuerpo físico. El sonido de los cuencos de cuarzo y tibetanos disuelve esos bloqueos energéticos, estimulando las funciones celulares y haciendo que los sistemas biológicos funcionen con más homeóstasis.También hace descender el ritmo de nuestras ondas cerebrales calmando la mente. Dichos efectos influyen en los neurotransmisores y los neuropéptidos, que a su vez ayudan a regular y potenciar el sistema inmunitario.


Las personas que han experimentado un masaje sónico con cuencos experimentan grandes cambios, mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mayor concentración, mayor visión de futuro y una gran sensación de paz. El resultado es un individuo más productivo, más centrado, más feliz, más sereno, más equilibrado, más en paz consigo mismo. Existe un espacio de paz en nuestro interior y los cuencos nos ayudan a entrar en él, nos ayudan a resonar con nuestra verdadera conciencia o yo superior y con ese sentimiento de paz y serenidad que todos llevamos dentro. A nivel físico se utilizan en la curación de cualquier enfermedad; para recargar nuestro sistema energético, para aliviar el sufrimiento y el dolor (incluye el dolor emocional), para eliminar inflamaciones, para estados de ansiedad, angustia, estrés, depresión, tristeza, insomnio, hiperactividad. Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis; calma la mente y con ello el cuerpo y tiene efectos emocionales que influyen en los neuro-transmisores y los neuro-péptidos, que a su vez ayudarán a regular el sistema inmunitario, el sanador que llevamos dentro.

Los grandes expertos en terapia de sonido ya han descubierto científicamente que mediante el sonido se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades. Los cuencos de cuarzo y tibetanos son instrumentos de curación, sanación, relajación y meditación, ayudándonos a establecer una vibración saludable en todo nuestro organismo, tanto a nivel físico, mental/psicológico, emocional y espiritual. Son un medio maravilloso para equilibrar los chackras y cambiar la conciencia desde un estado alterado de ansiedad y estrés hacia un estado de paz, relajación y serenidad, induciendo estados de sanación espontánea y elevando nuestra frecuencia vibratoria.

El cuarzo posee una gran afinidad con el ser humano al estar compuesto por sustancias minerales y cristalinas. Los cuencos de cristal de cuarzo están compuestos en un 98,9% de óxido de silicio, cuyos cristales son básicamente ondas solidificadas de luz. Puesto que nuestro organismo también esta compuesto por sustancias minerales o cristales, entre ellos y en gran proporción el silicio, nuestro cuerpo resuena con el armonioso sonido de los cuencos. Los cuencos de cuarzo hacen vibrar los átomos reorganizándolos en una estructura cristalina más sana y armónica.También empezamos a vibrar de manera más rápida a nivel celular y molecular “subiendo nuestra frecuencia” y consiguiendo estados de conciencia más elevados con su consiguiente armonía y bienestar. Esta estimulación es muy eficaz a través del sonido, porque nuestro cuerpo está formado en más de un 70% de agua y el sonido viaja 5 veces más rápido por el agua que por el aire. 



Beneficios terapéuticos de los cuencos de cuarzo 

● Los Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.
●A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).
●Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.
●Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)
●Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, regenerarse y generar energía celular; revirtiendo el proceso de envejecimiento.
●Armonizan, alinean y revitalizan los Chakras y Cuerpos sutiles (con sus órganos y glándulas correspondientes).
●Limpian el aura de energías negativas, impermeabilizando el ser de personas. Remueven además energías negativas o estancadas de entornos y espacios físicos, efectuando un Feng Shui energético, expandiendo vibraciones de armonía.
●Remueven las “sales cristalizadas” de enfermedades, patologías o bloqueos energéticos de cualquier ser vivo, para luego recibir la información sonora de equilibrio, armonía y salud.
●Los cuencos le reintegran a cada órgano y función, sus sonidos o vibraciones originales, vivificando y fortaleciendo su esquema energético, ejerciendo una profunda sanación.
●Los sonidos penetran las piezas óseas y facilitan la lubricación articular, otorgando mayor movilidad y flexibilidad, además de estimular el calcio.
●Músculos: activan ciertos procesos depurativos que le permiten a la masa muscular retornar a su estado armónico.
●Sangre: El torrente sanguíneo amplifica su oxigenación y dinamiza su tránsito a través de las venas y arterias (pues el fluido sanguíneo estás conformado por partículas piramidales de cristal de cuarzo, que al tomar contacto con el sonido, comienzan a pulsar y a emitir luminosas irradiaciones sanadoras)
●Ayudan a normalizar la presión arterial y el ritmo cardíaco.
●Sistema Nervioso: Corrigen las desintonías existentes en los microcircuitos y neurotransmisores cerebrales, reconectándolos y activándolos.
●Sincronizan y equilibran las frecuencias vibratorias de ambos hemisferios cerebrales, generando profundos estados de relajación, liberando en gran medida todo tipo de dolores de cabeza.
●Reactivan áreas y funciones del cerebro, que impulsan la preciada secreción de hormonas de autosanación: la Endorfina.
●Estimulan el despertar de sectores cerebrales apenas utilizados, generando potenciales capacidades espirituales e intelectuales, enlazando al Alma con su Esencia Cósmica.
●Estimulan la actividad de las ondas alfa del cerebro o meditación profunda.
●Oncología: Las células vitales estimuladas por los cuencos le transfieren al grupo de células desordenadas, patrones de Luz con el fin de crear estados de armonía y salud. Hay experiencias en enfermos con cáncer que han sanado con la ayuda de los cuencos de cuarzo.
●Aumentan la producción de Linfocitos T (sistema inmune).
●Hacen que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis.
●H.I.V.: Los cuencos emiten sonidos capaces de penetrar a gran velocidad en el sistema Nervioso, estimulando los recursos inmunológicos existentes en el organismo.
●Psicomotriz: Facilitan el acceso de Sagradas energías vivificantes que equilibran la pulsación de las ondas cerebrales, contribuyendo a que el Sistema Nervioso Central promueva una coordinada interconexión entre el cerebro y las funciones motoras del organismo.
●Casos de visión, audición o expresión oral reducida muestran notables grados de mejoría, abriendo además nuevos campos de percepción, despertando áreas cerebrales dormidas, ampliando la expresión del Ser.
●Desarmonías psicológicas y emocionales: La mayoría de estas patologías surgen a causa de intensas experiencias interiores que generan un desajuste en los cuerpos sutiles y vórtices de energía, dando origen a diversas consecuencias de desequilibrio. A través de los Cuencos Biosónicos los campos sutiles comienzan a ser suavemente alineados y balanceados, conectando al Ser nuevamente con el eje central de su vida.
●Los cuencos de cuarzo emiten ondas sinusoides que penetran profundamente la estructura celular del cuerpo, es como tener un masaje sonoro a nivel interno (átomos, moléculas, células, glándulas y órganos del cuerpo humano).
●Producen cambios positivos en el sistema nervioso, inmunológico, endocrino y neuropéptido.
●Generan estados acrecentados de conciencia.
●Fomentan la autocomprensión.
●Desarrollan el pensamiento creativo y la memoria.
●Entregan tranquilidad y capacidad para superar el estrés.




Beneficios terapéuticos de los cuencos tibetanos

Alivio del estrés y la ansiedad.
Mejora de la concentración.
Mejora de la creatividad.
Mejora de la visión (física, mental y espiritual).
Equilibrio de los hemisferios cerebrales.Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.
Alivio de la sinusitis y los dolores de cabeza.
Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda.
Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía kundalini).
Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura (y los órganos y glándulas correspondientes).Limpieza del entorno.
Fácil acceso a la intuición y a la conciencia superiores.
Desbloqueos emocionales y energéticos. Actúa como fuente de energía para todo el cuerpo.
Afloja y libera tensiones musculares.
Expande e intensifica el cuerpo aurico, que actúa como defensa energética.
Aumenta en general las defensas del organismo y brinda paz interior.
Trabaja sobre el equilibrio entre ambos hemisferios cerebrales, resultando ideal para personas muy racionales o con estrés mental.

Su práctica regular ayuda a la reafirmación personal y favorece una mejor relación con el entorno. Los sonidos que emanan de estos maravillosos instrumentos son un gran apoyo para la meditación ya que estimulan la actividad de ondas cerebrales de tipo alfa y beta y despierta la capacidad de dar y recibir.Los sonidos de los cuencos y de la voz, permiten que nos re-conectemos de manera amorosa con nosotros mismos.Al estar armonizados, todo lo que nos rodea se modifica, comenzamos a resonar con nuestro entorno, modificando sutilmente todo lo que nos rodea. Hay que tener el cuenta que el cuenco reproduce el OM, el sonido primigenio, el sonido constante del Universo, de la creación, de la armonía, el que se escucha en nuestro interior. Y es cuenco se encarga de restablecer ese sonido en nosotros.

Terapia de Sintonización con cuencos y energía sanadora

Duración: 60 min cada una.
Incluye aromaterpia y gemoterapia 

-Limpieza del Aura. Una potente limpieza con cristales y cuencos de cuarzo de nuestros campos sutiles que suelen contaminarse por emociones,· relaciones, radiaciones, etc.

-Recarga energética con sonido, cristales y gemas. Muy conveniente tras una limpieza de aura o en estados de agotamiento, stress o convalecencia.

-Equilibrio de chakras. Permite a nuestra energía fluir correctamente por los centros vitales operando con salud y equilibrio. Ayuda del metabolismo, restructuración del agua y sistema inmunitario, eliminación de toxinas

-Reestructuración órganos. Equilibrar y sanar órganos: hígado, bazo, páncreas, pulmones, corazón, vesícula, etc.

Precio por sesión: 40 € / $40
4 sesiones: 150€ / $180

Reserva tu cita

Las terapias presenciales se realizan en Madrid (España) y Quito (Ecuador)


Por favor, para reservar una cita manda un Email con los horarios y el día que te venga bien y aclarando el tipo de terapia que deseas realizar.
Te confirmaré tu cita lo antes posible.
El pago de la terapia se hace por anticipado. Si supera los 150€ se puede pagar la mitad al principio y el resto después de 3 sesiones.

Las citas son de Lunes a Viernes en los siguientes horarios 8:00 - 20:00
Sábados y Domingos reservados para cursos.

Para cambios o cancelaciones de la cita, por favor, avisar con máximo 6 horas de anticipación sino la cita será abonada por completo.



CONTACTO